Día Global del Reciclaje Textil

Garson & Shaw cree en el reciclaje textil, conectamos las cosas que ya no necesitas con personas que pueden darle un uso. Nuestro negocio es darle una segunda vida a la ropa usada.

A través de nuestro trabajo, formamos parte del Objetivo de Desarrollo Sostenible #13, Acción Climática.

Al reciclar y reutilizar la ropa, conservamos valiosos recursos naturales, reducimos la contaminación y mantenemos los desechos fuera de los vertederos, y reducir el impacto ambiental de la industria de la moda. Cada prenda de ropa rescatada es buena para nuestro planeta. Garson & Shaw está comprometido con el cuidado del medio ambiente a través de la reutilización y el reciclaje de textiles.

Trabajamos con tiendas de segunda mano, organizaciones benéficas y empresas de recolección con fines de lucro para reciclar millones de libras de ropa, zapatos y artículos para el hogar. Los recicladores pueden sentirse bien sabiendo que sus artículos usados ​​están encontrando un nuevo hogar a través de Garson & Shaw.

En 2022, Garson & Shaw rescató 323,644,337 libras de textiles usados ​​y otros artículos usados ​​del vertedero, dándoles una segunda vida.

El reciclaje de textiles se refiere a la práctica de recolectar, clasificar y procesar textiles usados ​​para crear nuevos productos textiles. Reciclar también significa volver a usar. El reciclaje de textiles es una forma importante de reducir el impacto ambiental de la industria de la moda, conocida por sus altos niveles de desechos y contaminación.

La industria del reciclaje de textiles está creciendo a medida que los consumidores se vuelven más conscientes del impacto de su consumo en el medio ambiente. Muchas organizaciones están trabajando para promover el reciclaje de textiles y crear una industria de la moda más sostenible.

 

El reciclaje textil tiene varios impactos positivos en el medio ambiente, que incluyen:

 

  • Reducción de residuos: Los residuos textiles son un problema importante para el medio ambiente, ya que ocupan espacio en los vertederos y pueden tardar cientos de años en descomponerse. Al reciclar textiles, podemos reducir la cantidad de desechos que terminan en los vertederos.
  • Conservación de recursos: la producción textil requiere una cantidad significativa de recursos, como agua, energía y materias primas. Al reciclar textiles, podemos conservar estos recursos y reducir el impacto ambiental de la producción textil.
  • Ahorro de energía: el reciclaje de textiles requiere menos energía que producir nuevos textiles a partir de materias primas. Según la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU., reciclar una tonelada de textiles puede ahorrar más de 5000 kilovatios-hora de energía.
  • Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero: la producción textil contribuye significativamente a las emisiones de gases de efecto invernadero, que contribuyen al cambio climático. Al reciclar textiles, podemos reducir la cantidad de gases de efecto invernadero que se emiten durante la producción de nuevos textiles.
  • Creación de nuevos productos: el reciclaje de textiles puede crear nuevos productos, como ropa, accesorios y textiles para el hogar, sin necesidad de nuevas materias primas. Esto reduce el impacto ambiental de la producción textil y conserva los recursos.

 

En general, el reciclaje textil es una solución sostenible a los problemas ambientales causados ​​por la industria de la moda. Al reciclar textiles, podemos reducir los desechos, conservar los recursos, ahorrar energía y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, mientras creamos nuevos productos y promovemos el desarrollo económico sostenible.

No entry ID found in the URL.